Magick  
  Magia del Caos
  Paradigmas
  AOS y Zos-Kia
  Ensayos
  Ciencia
Copulaciones Cacodemoniacas
 Por Phil Hine

El tema de los Incubos y Súcubos y sus visitas, raramente es tratado por los escritores modernos de magia, aunque ha sido usado una y otra vez por varios escritores baratos del género de horror. Los Demonios Sexuales han sido desterrados - o explicados como alucinaciones o desechados como un producto de los mitos masturbatorios Cristianos. Algunos ocultistas del siglo XX que hacen mención de ellos, realmente lo hacen en el contexto de advertir contra los tratos con tales entidades, creyendo que los peligros de pérdida de vitalidad u obsesión, son el resultado inevitable.

Uno de los pocos escritores de magia modernos que presta atención a los íncubos y súcubos (o succubi y succuboys), es William Burroughs:

... un íncubo o súcubo puede ser dañino, o puede ser destructivo. Como con cualquier situación sexual, el peligro depende de cómo la manipules. Todo sexo es potencialmente peligroso... Nuestros sentimientos sexuales nos hacen vulnerables. ¿Cuánta gente ha sido arruinada por una pareja sexual? El sexo provee un punto de invasión y los súcubos e íncubos simplemente nos hacen intensamente consciente de esto. - de A Report from the Bunker (V. Bockris).

En la novela, The Place of Dead Roads , el portagonista Kim Carsons disfruta de varios encuentros con demonios sexuales:

Él sabía que el horror por estas Amantes Demonio era una lúgubre cosa Cristiana. En Japón hay fantasmas amantes conocidas como doncellas zorro, y el hombre que puede coger con sus manos una doncella zorro es considerado afortunado. Él estaba seguro de que había niños zorro también. Tales criaturas podían asumir la forma de cualquier sexo.

De acuerdo a Burroughs, la actitud de la gente hacia estos seres puede cambiar, pero tales visitas son probablemente más frecuentes de lo que la mayoría de la gente supone. Las clasifica como un tipo de familiar (¡ciertamente lo son!) y apunta a que, como los familiares animales o elementales, dependen de la relación con un anfitrión humano, para su propio desarrollo. Ideas similares pueden ser encontradas en la escuela Tántrica Kaula, donde hay ritos para contactar con tales seres. El acercamiento general es que si los/las follas, te harán un favor. Burroughs especula sobre las posibilidades de la incrementada frecuencia de contacto entre humanos y demonios sexuales:

El sexo es físico. Si cualquiera pudiera pulsar un botón y recibir a un íncubo o súcubo, creo que la mayoría de la gente preferiría una pareja fantasma a la demasiado aburrida cosa real - De A Report from the Bunker.

Así que ¿cómo vas a adquirir un Demonio Amante?

 

La Gnosis Liminal

Jugar con tales entidades cae generalmente dentro de la clase de técnica mágica conocida como Evocaión, y la forma de Gnosis que es a menudo la más efectiva es el así llamado estado Liminal, cuando uno está medio dormido, medio despierto. El cuerpo está completamente relajado, o por un ejercicio de relajación, o por extenuación física; aunque la mente está clara, y tú simplemente permites a las imágenes y sonidos elevarse ante ti. Si puedes aprender a entrar y prolongar este estado, estonces es muy útil para la videncia, el control de sueños o las exploraciones virtuales (astrales).

 

Evocación Erótica

Para preparar la Evocación de un Demonio Amante, busca inflamarte a través de todos los posibles modos de estimulación sensorial - libros, películas, material pornográfico, la difusión de perfumes que tengan asociación erótica, masaje corporal, masturbación sin orgasmo - cualquier técnica que sirva para elevar tu excitación sexual globalmente - lo que significa, sin ser dirigida a ningún individuo particular (real o imaginario).

El escenario Evocatorio es una progresión de intensas sesiones que pueden comenzar como sigue:

1. Yaces desnudo/a sobre tu cama - la habitación está en oscuridad, sino fuera por la luz de una simple vela. Te has bañado y relajado. Perfumes seductores son difundidos a través de la habitación y has preparado el lugar como si fueras a recibir a un/a amante. Lentamente, comienzas a acariciarte, siente intensamente cada caricia, cada escalofrío de placer; imaginando que el roce viene de un/a amante invisible que revolotea por encima de ti. Concéntrate en las zonas erógenas principales y secundarias cuando estés inflamándote, y permanece tan relajado/a como te sea posible. Cualquier imagen de sueño significativa que siga a tal sesión debería ser registrada.

2. Repite esta experiencia, permítete gradualmente aumentar tu excitación, y lentamente visualiza la forma-sombra - dedos, labios, pecho, muslos - de las partes del cuerpo de tu amante, que entra en contacto fugaz con el tuyo propio. Mientras repites la experiencia, se formarán asociaciones entre los estímulos sensoriales y la misma, que pueden ser de ayuda si puedes crear una esencia especial que, mientras estás teniendo asociaciones eróticas, es única para esta operación. Deberías también tener cuidado en anotar cualquier postura o gesto (caricias) particular que te encuentres haciendo - estos pueden actuar como asanas y mudras sensuales para la operación.

3. La sesión final de esta secuencia prosigue como más arriba, pero permítete lentamente a ti mismo acercarte al orgasmo. Si eres bastante experimentado, y en contacto con tu cuerpo te permites revolotear al borde del orgasmo tanto tiempo como sea posible, será mucho mejor. Mientras te acercas al orgasmo, comienza a vocalizar sonidos amorosos, dejando que esos sonidos pasen a ser glosolalia - hasta que un sonido distintivo (puede o no ser una palabra real) empiece a repetirse a sí misma a través de ti. Mientras logras el orgasmo, proyecta este sonido dentro de la forma-sombra que está sobre ti, y observa a la forma-sombra hacerse clara y distintiva. Puedes encontrar que los detalles de la entidad que ha sido hasta ahora borrosa, se harán claros en los destellos iluminadores del orgasmo. Los fluidos sexuales liberados en este trabajo pueden formar la base de un sigilo material, pero esto es opcional.

 

Ahora que me has Evocado hacia aquí, ¿qué vamos a hacer?

Habiendo ido a través del proceso de evocar un/a Demonio Amante, ¿qué puedes realmente hacer con ellos/as? El primer punto a considerar es el estado en el que la interacción con la entidad toma lugar. Los pocos escritos que hay sobre el tema tienden a concentrarse sobre la Magia del Sueño, pero es también posible continuar usando la Gnosis Liminal en una a menudo subestimada área de la magia, el Trabajo con Espejos. También está la posibilidad del trabajo Invocatorio con Demonios Amantes.

 

Yoga del Sueño

Una vez has evocado tu demonio amante, puedes elegir interactuar con él/ella a través de los sueños. Una de las más fáciles técnicas de Control de Sueños es usar un sigilo. Ya que estoy seguro que la mayoría de la gente está familiarizada con las bases de la Magia Sigílica, atraeré meramente tu atención al punto de que un sigilo no necesita ser ni un glifo ni un mantra, sino que puede también tomar la forma de una esencia, o secuencia de imágenes. Puedes usar la más temprana técnica de la Gnosis Liminal para lanzar un sigilo para encontrar a tu Demonio Amante en tus sueños. Podrías incluso probar a asociar la aparición de la entidad, como disparadora de un Sueño Lúcido.

 

Gnosis Liminal

Si en tu práctica más temprana has tenido éxito, ya tendrás alguna experiencia de la Gnosis Liminal. La Excitación Sexual no es sino una de las rutas de entrada a este estado, y puedes probar a encontrar otras rutas. La interacción con el/la Demonio Amante puede ser hecha en este estado, y puedes encontrar que consigues sueños que se producen a continuación del encuentro.

 

Magia de los Espejos

La Gnosis Liminal puede ser acentuada por el uso de un espejo. El uso de superficies reflectoras para interactuar con entidades tiene una larga y venerable historia, desde las prácticas chamánicas entre los Moari, Pawnee y Nkomis de Africa, a las exploraciones del Dr. John Dee. Los/as Demonios Amantes pueden ser convocados dentro de un espejo, donde pueden ser examinados/as. Un apunte aleccionador aquí es, que el Dr. John Dee hizo la afirmación de que de tiempo en tiempo, uno de los espíritus con los que contactó - una joven chica llamada Madimi - aparecería desde su cristal de visión y hacía cabriolas sobre su estudio. ¡Esto podría tener posibilidades interesantes cuando se trabaja con un/a Demonio Amante!

Ante cualquier estado que elijas explorar la próxima consideración es, por supuesto, qué vas a hacer con él. Bien, el mismo acto de experimentar con este acercamiento debería en sí mismo ser instructivo, y como minimo agradable. Sin embargo, las siguientes aplicaciones para el trabajo con Demonios Amantes incluyen:

 

Encantamiento

Aquí, tú estás básicamente formando un Pacto con la entidad - usándola como usarías cualquier otro tipo de Servidor de Hechicería - tú lo/la follas y lo/la llevas a su tarea asignada (que no está necesariamente confinada a la esfera de la sexualidad). Una técnica es sembrar la entidad con un sigilo, que se gestará dentro del cuerpo de la entidad, en forma similar a una caja de deseo.

 

Iluminación

De acuerdo a Austin Osman Spare, los deseos son espíritus que ahelan encarnar. Puedes poner al frente a un/a Demonio Amante para asistirte con la formulación de un Alfabeto del Deseo, de donde cada una de las letras puede convertirse en un/a demonio sexual en sí mismo/a, para ser usado en actos de autoexploración y automodificación. Tu Demonio Amante puede asistirte en el reconocimiento, amarre e integración de los demonios ocultos de tu psique que se relacionan con la sexualidad y otros impulsos primarios.

 

Adivinación

Las aplicaciones adivinatorias incluyen sueños oraculares o estallidos de gnosis, que pueden extenderse dentro del estado de vigilia. Puedes encontrar por ejemplo, que siguiendo una petición para un sueño oracular, tu demonio amante sólo te dé la mitad de la clave. La otra mitad está esperando en el mundo de la vigilia - algún incidente que desencadena un momento de gnosis en el que te haces consciente del enlace entre el pensamiento/emoción y algún objeto físico o situación. Los oráculos raramente son mensajes directos.

 

Invocación

La teoría mágica tradicional (tal como es) tiende a fruncir el ceño ante invocaciones de entidades tales como Demonios Amantes, ya que se les considera no teniendo una personalidad lo bastante desarrollada como para ser de importancia. Sin embargo, el uso mágico por un período largo de tal entidad, tiende a crearles la apariencia de una personalidad independiente, particularmente si tienes el cuidado de prestar atención a cualquier rareza, rasgo de personalidad, o manierismo que la entidad parezca estar exhibiendo. No veo ninguna razón del por qué en alguna fase, no deberías probar el trabajo invocatorio con un/a Demonio Amante. Podría ser instructivo, aunque sólo sea para cambiar la identidad sexual dentro de las directrices del asiento del Ego.

 

Una Palabra de Advertencia

La práctica del coito con Demonios Amantes no está exenta de peligros. El más obvio de estos es la obsesión. En su más amplio sentido, la obsesión es el término que aplicamos a una situación donde el mago ha renunciado a su voluntad a favor de una entidad (usualmente de su propia creación). Las obsesiones con un componente sexual son particularmente difíciles de tratar - cualquiera que haya tenido un enganche obsesivo con cualquier otro/a, sabrá de lo que estoy hablando. El sexo, como cualquier otra cosa, puede convertirse en una adicción que erosiona la voluntad. El coito con Demonios Sexuales no es una excepción, así que la autodisciplina en todo momento, es importante. Aunque un/a Demonio Amante puede generar una gran fascinación y tensión erótica, ésta debería ser solamente empleada como una fuente de gnosis y trabajo mágico, y no permitirse perder el control. Puede ser útil usar solamente la entidad para proyectos específicos, y después, a intervalos escalonados. El coito con estas entidades puede ser extenuante. Esto no es tanto debido a alguna cualidad vampírica de las mismas, sino que está relacionado con el trabajo en estados de consciencia inusuales - problemas similares se elevan con un extenso trabajo astral, de sueños o liminal.

Otro problema relacionado con este trabajo es también bastante obvio - que el/la Demonio Amante se convierta en un/a substituto/a de una pareja física. Como con cualquier relación entre humano y entidad (sea con un demonio o deidad), es útil asumir su existencia independiente - aunque sólo sea durante la interacción. Sin embargo, he visto advertencias en una variedad de papeles de grado mágico que sugieren las horrendas consecuencias de dar a estas entidades la misma consideración que le darías a un/a amante humano/a. Por la misma causa, conjurar a un/a Demonio Amante por la precisa razón de que no tienes un/a amante de carne y hueso es equivalente a invitar a la obsesión, con todos los problemas resultantes. Un éxito con esta técnica requiere una apreciación de tu propia sensualidad, consciencia corporal, sentimientos sexuales y respuesta orgásmica, no debería ser intentado por alguien demasido frustrado, o por el inepto o inexperto sexualmente hablando.

Esta práctica debería también conducir a una más amplia apreciación de tu ser sexual y posible rango de indentidades sexuales. Si has reprimido elementos perturbadores de tu sexualidad bajo llave, entonces puede que encuentres que esta práctica te conduce dentro de una situación donde tienes que confrontar estas experiencias. Esto puede no ser placentero, pero puede ser, si se lo permites, instructivo y posiblemente curativo.

Si por cualquier razón, encuentras que al trabajar con un/a Demonio Amante atraes problemas que te son dificiles de manipular, entonces tienes básciamente tres estrategias a ser tratadas. La primera es realizar un Destierro completo del área que estás usando para esta práctica (i.e. el dormitorio). En segundo lugar, puedes evocar a la entidad y confinarla dentro de una trampa para espíritus tal como un triángulo, botella o cristal, y ritualemtne reatarlo a tu voluntad. En tercer lugar, está la opción de la reabsorción, que puede ser realizada como un ritual o dentro de la Gnosis Liminal. El acercamiento más simple en este caso es absorver el nombre de la entidad, destruir cualquier base material, visualizar las emociones/sensaciones/habilidades que le puedas haber otorgado como si se reabsorvieran dentro de tu cuerpo, y finalmente (y esto puede ser difícil) negándole cualquier respuesta sexual o asociación erótica. Después ve y date una ducha fría.

 

Traducido por Manon

 

POLÍTICA DEL SITIO
|
|
|